ALOJAMIENTOS

Las Lucías

NAVATRASIERRA, CÁCERES

Si has decidido visitar el valle del Guadarranque, la comarca de las Villuercas o el geoparque del mismo nombre, puedes alojarte en Las Lucías. Pernoctar, comer y conocer a la familia que regenta este establecimiento -Cata, Gema, Pepa y Pepe- es una experiencia en sí misma.

Para explicar mejor lo que allí te vas a encontrar, podemos tomar como punto de partida el movimiento Slow food. El Slow food surgió a mediados de los 80 en Italia, como puesta en valor de la producción y recetario local -lo que obviamente tiene un significado y repercusión en lo económico- ensalzando el placer y el conocimiento como parte de la vida. ¿Cómo afecta esto a tu estancia en Las Lucías? En forma de experiencia gastronómica, ya que esta casa es también una granja y muchos de los productos que comerás habrán sido cultivados o criados por ellos. Una excelente huerta, gallinas, rebaños de cabra y cordero y unas cuantas vacas les surten de manjares de primera calidad. Y cuando esto no sea posible, tendrás la garantía de que la procedencia de los ingredientes o productos será principalmente de la comarca o la provincia. Por supuesto, recetario muy local. Y no hay carta: si en la cocina de mercado manda el tendero, en el Slow food las órdenes las imponen el calendario, la cosecha y la despensa.

Alojarse en Las Lucías es también tener una experiencia gastronómica disfrutando de los alimentos allí criados y cultivados.

Gracias a su forma de entender y conocer su tierra, Pepe y Gema harán sentirse muy bien al observador.

Estaremos pernoctando en una casa rural regentada por personas que conocen bien el monte, conservacionistas de los que hablan con conocimiento de causa y que sabrán indicarte bien para tus paseos. Claro está que para un observador la charla animada y extensa está garantizada.

Como guinda del pastel a una jornada de pateo o simplemente como vía para deshacerse de los restos de tensiones y estrés diario, podrás reservar un estupendo masaje. Gema te aliviará dolores y penas musculares o espirituales con sus sabias y fuertes manos.

Equipamiento

Electricidad proveniente de pantallas solares. Pequeña piscina para refrescarse los días de más calor. Habitaciones alejadas de las zonas comunes. El salón, la galería y el comedor reúnen todas las condiciones para la reunión o el trabajo de pequeños grupos en un ambiente y paisaje espectaculares.

Los propietarios han presentado ya la documentación para conseguir la autorización para la instalación de observatorios para aves y mamíferos dentro de la finca donde está situada la casa rural.

Importantísimo para los observadores de fauna: en Las Lucías han obtenido recientemente la autorización por parte del Gobierno de Extremadura para la instalación de cuatro hides. Está previsto que uno de ellos esté dedicado a aves necrófagas.

Qué puedes hacer desde Las Lucías

Observación de estrellas en óptimas condiciones y ausencia total de contaminación lumínica. Observación de mamíferos: ciervos y corzo muy abundantes, posibilidades de ver meloncillo, tejón, nutria y garduña, así como zorro -aunque ya sabemos que la nocturnidad de estas últimas especies y lo esquivo de su comportamiento hacen de su avistamiento una ocasión en la que se deben aliar la fortuna y la experiencia-. Poca presión cinegética y muy localizada.

La observación de aves se verá recompensada con especies como alimoche, buitre leonado y negro, águilas perdiceras y calzada o halcón peregrino, dentro de las rapaces.

Bosques bien poblados, cursos de agua y buenas paredes de roca aseguran una variedad de aves de pequeño porte: desde arrendajos y rabilargos hasta mirlos acuáticos, treparriscos y todo el abanico de aves de bosque y montaña. Sin salir de Las Lucías se puede disfrutar de la presencia de las tres carroñeras, oropéndolas, autillos, papamoscas cerrojillos y las aves ligadas a jardines, huertas y casas con corrales.

Anfibios y reptiles tienen una buenísima representación en las temporadas adecuadas.

Los aficionados a la entomología gozarán, además, en esta comarca, de un buen número de citas reseñables.

Por otra parte, existen en las Villuercas diferentes caminos para los coches, pero atención si ha llovido, puede haber barro, charcos e incluso arroyos.

Extensos bosques de roble y madroño, impresionantes formaciones geológicas…, de todo ello podréis obtener más información en el artículo sobre las Villuercas en nuestro apartado ‘Espacios’.



Instalaciones magníficas para el descanso en un lugar remoto.

Perfecto punto de partida para recorrer las Villuercas.

Gente totalmente involucrada en el conservacionismo.

Te pondrán al día de observaciones y especies recientes.

Te alojas y aprendes: ¿qué más puedes pedir?


Déjanos tu opinión

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes utilizar estos HTML tags y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>